¿Qué tienen en común Van Halen y Mekano?

Así como en los ochenta Magnetoscopio musical acercó la música de Van Halen a la juventud de la época, otro programa de la televisión chileno hizo lo propio en la década del 2000.

Y es que al término de cada jornada de Mekano, justo antes del inicio de miniseries como Amores urbanos y Xfea2, una pieza fundamental de la banda estadounidense sonaba de fondo: “Jump”.

“Cuando quise escoger una canción para cerrar el programa, habían dos o tres en competencia. Finalmente, me quedé con “Jump” porque representaba el espíritu de la alegría, la energía y de tratar de dejar una inyección de buena onda al final de cada capítulo”, contó a ADN el director del espacio, Álex Hernández.

Y agregó que “era un minuto y medio de canción que sonaba todos los días. Era como un gustito personal y una forma de entregar otra música, otros sonidos”, agregó el realizador, quien lamentó el fallecimiento del guitarrista Eddie Van Halen.

Si bien Mekano popularizó ritmos como el axé y el reggaetón, también permitió así que miles de jóvenes que no necesariamente eran cercanos al hard rock, conocieran a la icónica banda.

“Harta gente que veía el programa me ha contado que a través de escuchar la canción ahí empezaron a buscar más cosas del grupo. Varios empezaron a bajarla, otros se compraron los discos y se transformaron en seguidores de Van Halen”, comentó Hernández.